"Suerte de varas " en un blog abierto en el que puedes escribir y colaborar. Se trata de un espacio de debate político, destinado a comentar las noticias del día y charlar libremente entre conservadores, liberares, personas políticamente incorrectas y demás gentes de bien. Por consiguiente, se ruega absténganse de participar, indignados de Rug Al Kabbá, en todas sus vertientes y variantes, así como como televidentes de la noria y fans de Belen Esteban. No aceptamos por tanto, gentes que disfruten del insulto personal, la ausencia de argumentos y demás carencias de los que votan "no al rico" "no a Franco", "el abuelo era minero" y "los buenos son los pobres, seamos pobres todos menos mi primo y yo".

Gracias y mi cordial bienvenida a los buenos.

viernes, 10 de febrero de 2012

Se llama Sánchez Gordillo.

Por Pedritopiloto.

Así se llama, es conocido como el alcalde de los últimos 35 años de Marinaleda, en Sevilla. Y gasta este pelaje:



Lejos de juzgarle por lo que espanta de la imagen, ni siquiera por lo que dice ese pañuelo o el presumible tercer color de esa bandera, lo observo detenidamente en sus declaraciones e intervenciones públicas. Y me pregunto con enorme pesar que cómo es posible, Dios santo... cuando entre unos comentarios de una noticia hallo la respuesta expuesta de una forma digna de ser mostrada aquí. Ya sé que una cita no es el mejor comienzo para mi primera intervención pero es que yo no sería capaz por más que lo intentase, de expresarlo mejor.

Sevilla, medio rural, Andalucía profunda, el Vientre de la Bestia. La envidia hacia el rico, el odio hacia el que gana dinero / la simpatía por el pobre, la justificación de la pobreza. El rico es malo, el pobre es bueno. El rico es un ladrón, el pobre tiene mala suerte, además de honrado. El rico es antipático, el pobre es la simpatía, la bonhomía personificada. En mi pueblo un rico lo es por cuatro motivos, no hay otros: porque roba, porque se lo dejó su padre, porque trafica con drogas, porque pegó un braguetazo. Esta filosofía de desmerecer al rico que se ha hecho rico con su esfuerzo tiene su fundamento: la pasión por el trabajo está mal vista, sube el listón para el entorno y obliga, y en el Vientre de la Bestia a nadie le gusta que le obliguen. La Bestia es tranquila. Es mas importante el ocio que el trabajo. El que invierte los términos es odioso. La felicidad se esconde en el ocio placentero no en el trabajo obsesivo, angustioso y enervante. La ausencia de horizontes lejanos intensifica el placer del horizonte cercano. Picar a las 3 de la tarde y vivir el resto del día. Vivir. Dar vueltas con el BMW, ¿para qué se tiene entonces? No ir a misa en la vida, pero llorar cuando sale la Virgen. Defecar en Dios cada minuto, pero sentir el pellizco de una saeta. Celebrar la Primera Comunión como una boda, y ya pagaremos la cuenta. Un cuartito de hora, eso es lo que tenemos. Trabajar para qué. Ya hemos comido hoy, déjate. La libertad me sobra, tengo toda la que quiero. Vivo al día. Vivo. El Carnaval, lo único importante. El trabajo es sufrimiento. Trabajemos lo menos posible, suframos lo menos posible. El dinero, ¿para qué?, ¿a cambio de qué?. 

Disfrutar, pasear, respirar, platicar, amar, odiar, llorar, reír. Vivir. 

Andalucía, la región con mas paro de Europa y la de mayor esperanza de vida. El Vientre de la Bestia es apacible. 
Esta gente es capaz hasta de tener razón. "

KARATECA, comentarios Libertaddigital.com

2 comentarios:

  1. Demoledora descripción del cancer pobrista y sus metastasis de incultura y socialismo rojo de hambre y robo.

    ResponderEliminar
  2. Me hace gracia lo de " el dinero para que?" y lo de "pasear, reir, etc". Todo eso es muy bonito, pero si no les hace falta dinero y se alimentan con lo abstracto, que dejen de meter mano y de vivir de los demás. Que asco.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...